La mirada de un niño que viaja por el mundo

ride Victor Basantes

Una de las cosas que más me gustan de tener un blog, es poder tener la oportunidad de dar a conocer ciertas historias y experiencias que por varios aspectos no todos tenemos la oportunidad de conocer. Y que más allá de su valor artístico son relatos que enriquecen el día y que en el mejor de los casos puede poner en perspectiva nuestro día a día.

Hoy les presento a Victor Basantes. Una de aquellas personas que se cruza en la vida  y sin importar cuánto tiempo pase antes de volverse a ver sabes que siempre podrás conversar con el como la primer vez. En uno de esos encuentros, hablamos de viajes. Lo mucho que nos gusta hacerlo y sobre todo tantas experiencias y recuerdos que quedan en cada uno de ellos. Él ha sido una persona perseverante en sus sueños y en su ímpetu de conocer el mundo. Pero creo que no hay nadie que lo cuente mejor que él mismo.

 Victor Basantes

Tuve la suerte de viajar desde muy joven, a los 14 años me despedí de mis padres por primera vez en un aeropuerto, sin pensar que con el pasar de los años esa escena se iba a repetir una y otra vez. En ese entonces en 1998, recorrí Europa por dos meses y  mi vida quedó marcada. Comencé a interesarme por otros idiomas que no fueran el inglés, y a fijarme en otras culturas, entre más lejanas, mejor.

No lo podía evitar, los viajes en mi vida no paraban, sin realmente tener una razón concreta para hacerlos. No fue hasta hace poco más de dos años, que después de estar más de 12 horas en mi trabajo, decidí renunciar e irme de viaje, pero la diferencia de este, era que sí sabia a que me iba,  me iba tras mi sueño: conocer el templo de Angkor Wat. Fue la aventura de mi vida. Salí de Quito solamente con pasaje de ida, sin saber cuando ni como iba a regresar. Pasé primero por España antes de ir a China, mi primera parada antes de afrontar el Sudeste Asiático. No tenía idea de lo que estaba haciendo pero la emoción de acercarme a mi objetivo me alivianaba.

Buses, Trenes, motos y botes, me llevaban hasta mi sueño pero yo solo sentía que volaba.Finalmente Llegue a ver el templo el 5 de enero del 2013, pero tan cautivado me tuvo Asia, que decidí ir un poco más lejos y expandir mi sueño. Así es como llegue a Tailandia, India y Nepal.

 Victor Basantes

Mi nombre es Víctor Basantes, publicista de ocupación, fotógrafo de corazón y viajero de vocación. Las fotos que ven aquí son pequeñas muestras de algunos momentos y ciertos lugares que tienen un significado importante para mi, en especial, la de los niños. Como les contaba antes, nunca sabía la razón por la que viajaba, pero finalmente entendí. Por más que intentaba recordar mi infancia, no podía, así que la fui a buscar en los rostros de cientos de niños alrededor del mundo. En sus sonrisas, sus lagrimas, sus juegos, yo me estoy encontrando.

Soy un niño perdido jugando con el viento.

 

Por More Cardona

Anuncios

Un comentario en “La mirada de un niño que viaja por el mundo

  1. Admiro mucho la vocación de mi primo querido y su perseverancia en conocer el mundo, se que ha pasado momentos muy felices y a la vez difíciles para lograrlo, sin embargo nunca se ha detenido ante los obstáculos, muchas felicidades Víctor sigue adelante mostrándonos tantas caras del mundo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s